¿A quién está dirigido este material? A profesionales con formación en neuropsicología que trabajen con las siguientes poblaciones: • Adultos con diagnóstico de síndrome disejecutivo. • Adultos jóvenes con diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). • Adultos con diagnóstico de deterioro cognitivo leve a predominio atencional- ejecucional, y otras variantes de deterioro cognitivo leve que requieran trabajar aspectos de funciones ejecutivas. • Adultos con diagnóstico de demencias de grado leve, especialmente frontotemporal, y otras demencias que necesiten trabajar aspectos de funciones ejecutivas. • Cualquier adulto con diagnóstico de alguna patología neurológica o psiquiátrica que conlleve un impacto en funciones ejecutivas. • Cualquier persona a partir de los 18 años de edad que requiera estimulación cognitiva en este dominio cognitivo. • Adultos mayores con envejecimiento normal. • Jóvenes de entre 16 a 18 años que requieran un refuerzo en el desarrollo de las funciones ejecutivas.

Manual practico de funciones ejecutivas - Melina Semprine

$3.000,00
Manual practico de funciones ejecutivas - Melina Semprine $3.000,00

¿A quién está dirigido este material? A profesionales con formación en neuropsicología que trabajen con las siguientes poblaciones: • Adultos con diagnóstico de síndrome disejecutivo. • Adultos jóvenes con diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). • Adultos con diagnóstico de deterioro cognitivo leve a predominio atencional- ejecucional, y otras variantes de deterioro cognitivo leve que requieran trabajar aspectos de funciones ejecutivas. • Adultos con diagnóstico de demencias de grado leve, especialmente frontotemporal, y otras demencias que necesiten trabajar aspectos de funciones ejecutivas. • Cualquier adulto con diagnóstico de alguna patología neurológica o psiquiátrica que conlleve un impacto en funciones ejecutivas. • Cualquier persona a partir de los 18 años de edad que requiera estimulación cognitiva en este dominio cognitivo. • Adultos mayores con envejecimiento normal. • Jóvenes de entre 16 a 18 años que requieran un refuerzo en el desarrollo de las funciones ejecutivas.