Padres suficientemente buenos” son aquellos que saben que no deben saciar todos los deseos de sus hijos para ser buenos padres, que entienden que imponer límites es a veces necesario para que aprendan a tolerar la frustración y puedan alcanzar su autonomía. Son aquellos que incluyen en la vida la posibilidad de equivocarse, reparar y aprender. No son los míticos padres de la psicología y sociología tradicional que debían ser buenos y perfectos, esos nunca existieron. Tienen dificultades, las traen del pasado, las colocan en el presente y las transfieren a la generación siguiente.
Donald Winnicott, célebre psicoanalista, pediatra y educador inglés aportó al conocimiento humano el concepto de “madre suficientemente buena”, que hoy extendemos hacia el padre. La idea de “suficientemente bueno” recorre este libro. Quienes lo lean no podrán dejar de agradecer a sus propios progenitores, a pesar de las grandes dificultades que la educación de sus hijos les presentó a lo largo del tiempo.

"Este libro está basado en la teoría psicoanalítica aplicada a la educación y como tal no avanza por conceptos racionalistas, sino por el contrario avanza relacionando cuerpo, mente, lenguaje, imágenes y comportamientos de origen inconsciente en relación a la sociedad y la cultura."

Hijos emperadores, jóvenes tiranos - Daniel Malpartida

$1.300,00
Hijos emperadores, jóvenes tiranos - Daniel Malpartida $1.300,00

Padres suficientemente buenos” son aquellos que saben que no deben saciar todos los deseos de sus hijos para ser buenos padres, que entienden que imponer límites es a veces necesario para que aprendan a tolerar la frustración y puedan alcanzar su autonomía. Son aquellos que incluyen en la vida la posibilidad de equivocarse, reparar y aprender. No son los míticos padres de la psicología y sociología tradicional que debían ser buenos y perfectos, esos nunca existieron. Tienen dificultades, las traen del pasado, las colocan en el presente y las transfieren a la generación siguiente.
Donald Winnicott, célebre psicoanalista, pediatra y educador inglés aportó al conocimiento humano el concepto de “madre suficientemente buena”, que hoy extendemos hacia el padre. La idea de “suficientemente bueno” recorre este libro. Quienes lo lean no podrán dejar de agradecer a sus propios progenitores, a pesar de las grandes dificultades que la educación de sus hijos les presentó a lo largo del tiempo.

"Este libro está basado en la teoría psicoanalítica aplicada a la educación y como tal no avanza por conceptos racionalistas, sino por el contrario avanza relacionando cuerpo, mente, lenguaje, imágenes y comportamientos de origen inconsciente en relación a la sociedad y la cultura."